urgencias de ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia puede generar molestias en la boca por el movimiento de los dientes o por el simple hecho de tener un «objeto» nuevo en nuestra boca. 

Con la ortodoncia metálica solemos encontrarnos con más urgencias que con la ortodoncia invisible. Esto es debido a que los brackets pueden generar heridas o caerse si el usuario no lleva un cuidado correcto. Aquí os dejamos algunas de las urgencias de ortodoncia más comunes:

Urgencias de ortodoncia más comunes:

1.- Brackets despegados por comer alimentos duros.

Debe de pedir cita con su ortodoncista para volver a recementarlo. Recuerda que durante el tratamiento debes evitar comer manzanas o bocadillos a mordiscos, trocealos para evitar dicho problema.

2.- Arco doblado.

Acude a la clínica para recolocarlo. A medida que los dientes se van moviendo, el arco se podría salir por la parte posterior y se podría clavar en las mejillas. Se cortaría el exceso para que dejara de molestar.

3.- Rozadura causada por un bracket.

Esta es una de las urgencias más habituales, sobre todo al inicio del tratamiento de ortodoncia metálica. Los brackets rozan con las paredes de la boca y pueden provocar pequeñas heridas en ellas. Para solucionarlo puedes colocar cera de ortodoncia y aplicar geles con ácido hialurónico para ayudar a la cicatrización de la herida.

4.- Aparato de ortodoncia despegado (banda de molares, disyuntores, etc).

En muchas ocasiones, el tratamiento de ortodoncia requiere la colocación de otros elementos, como disyuntores o bandas de molares. Si notas estos elementos despegados o se te han caído, ponte en contacto con la clínica y pide cita con su ortodoncista para volver a cementarlo, así el aparato volverá a cumplir su función.

5.- Microtornillo que se mueve.

En este caso, habría que retirarlo y volver a ponerlo de nuevo.

6.- Retenedor fijo despegado.

La retención es una de las fases más importantes de un tratamiento de ortodoncia. Debes llamar a la clínica para que el/la ortodoncista vuelva a cementarla. Los dientes podrían moverse y volver a su posición original, mientras debes usar los retenedores removibles.

7.- Si has perdido o se te ha roto un alineador de invisalign.

En este caso, el ortodoncista valorará cual es la mejor solución. Es posible, que valore la idea de sustituirlo con antelación. Si el próximo alineador no encaja bien, deberás ponerte el anterior y esperar a que tu dentista pueda solicitar a invisalign alineadores nuevos.

8.- Si se te cae un atache.

Los ataches son pequeños bultos que se colocan en los dientes para ejercer presión sobre los alineadores y hacer los movimientos oportunos según el tratamiento. Si alguno de los ataches que te ha puesto el ortodoncista se te ha caído, comunícalo a tu clínica y coge cita para volver a colocarlo, ya que los movimientos de los alineadores dependen de ellos. 

Para cualquier urgencia, acuda a su dentista de confianza en Málaga y podrá asesorarlo y ayudarlo.

WhatsApp chat