selladores dentales clinica dental en malaga clinica bocaboca

Los selladores dentales son una de nuestras armas para prevenir caries en los niños, que además deben tener una higiene correcta y acorde a su edad y una alimentación sana y equilibrada.

Hasta hace dos décadas había poca conciencia de la importancia de prevenir las caries, y tampoco había métodos eficaces para ello, al margen obviamente de tener muy buena higiene y buena alimentación. De hecho hoy en día los papás no recordamos que a la mayoría de nosotros nos educaran en salud oral y en prevención.

También los odontólogos podemos aplicar fluorizaciones tópicas con el objetivo de reforzar el esmalte de nuestros pequeños.

Las Comunidades Autónomas de Madrid y Andalucía ofrecen los selladores dentales en la Atención Primaria. Siempre os vamos a recomendar un buen especialista odontopediatra que realice la técnica de forma correcta y el tratamiento sea realmente eficaz.

Cuando sellamos los dientes de los niños, aplicamos una capa protectora que aísla los surcos, fosas y fisuras principales del diente a tratar, para evitar la colonización bacteriana, la cual es la responsable de las caries.

Según estudios recientes podemos conseguir reducir hasta un 90% las probabilidades de padecer caries el primer año tras el tratamiento, y hasta 60% a los cuatro años después. Por tanto, es un método efectivo que ahorra horas de sillón a los más pequeños.

El procedimiento consiste en limpiar la zona a tratar, desinfectarla debidamente con los productos y técnica adecuados y, finalmente, se coloca la resina selladora que protegerá al diente. Los niños han de ser revisados periódicamente para comprobar el éxito del tratamiento.

Selladores-dentales

 La duración aproximada de los selladores dentales, de media, es de cinco años, pudiendo ser hasta más tiempo si el tratamiento se sucedió en óptimas circunstancias, tales como eficiente aislamiento del diente y colaboración del paciente. De esta manera se podrá realizar una adecuada técnica adhesiva.

Si se cae el sellador podemos volver a realizarlo, siempre y cuando no haya contaminación bacteriana o, incluso, ya haya comenzado una caries, en cuyo caso ya tendremos que recurrir a la remoción de la misma y a realizar una obturación o empaste.

La estética de los selladores es buena y no se notan nada al comer. Si el niño es colaborador y hay apoyo en casa con la higiene y la alimentación, será un tratamiento efectivo y duradero. Además recomendamos las aportaciones de flúor profesional con el especialista.

Se estima conveniente el sellado de los primeros molares definitivos, que erupcionan a los seis o siete años. Son los dientes más susceptibles de padecer caries. Seguidamente, tras valoración de cada paciente de forma individual, se pueden recomendar en otros dientes.

Actualmente existen selladores de resina Bis-GMA o de ionómero de vidrio, que son altamente biocompatibles. Se utilizan los que endurecen solos y los de fotocurado. Estos últimos necesitan una lámpara especial que aplica una luz específica y el material endurece. Son los más usados porque son más predecibles durante la técnica de aplicación y se tarda menos tiempo en colocarlos.

Para terminar comentar que los selladores son un tratamiento muy seguro, sencillo e indoloro para nuestros queridos peques. En BocabocaKIDS podrán tratarse sin ningún miedo, ya que todos los tratamientos y nuestra odontopediatra en Málaga harán que la experiencia de venir al dentista sea totalmente agradable.

WhatsApp chat