5 mitos sobre los implantes dentales

En los últimos años, el espectacular aumento del tratamiento con implantes dentales, la reducción de costes y la mejora de la eficacia y seguridad no sólo han popularizado su uso (estimaciones recientes indican que el número de implantes en mi país oscila entre 1.200.000 y 1.400.000 al año) , pero también promovió el desarrollo de la terapia con implantes dentales. También viene acompañado de una serie de creencias falsas, algunas de las cuales están profundamente arraigadas en la sociedad. Entre los mitos sobre implantes dentales más escuchados, nos encontramos:

Implante para toda la vida

Una estimación general de la duración de un implante varía de un paciente a otro y no existe una fecha de vencimiento conocida.

Sin embargo, conviene recordar que los implantes no son inmunes a las enfermedades y que el mayor riesgo de fracaso o complicaciones se produce en pacientes con periodontitis no diagnosticada y/o no tratada, fumadores y aquellos que no pueden mantener una higiene bucal adecuada.

Esta duración puede acortarse significativamente en el caso de personas que fuman, tienen diabetes o tienen otros problemas de salud. «La falta de higiene dental puede provocar infecciones, que pueden afectar la vida útil de estos implantes», dijo el Dr. Puigmar.

Por eso es importante tratar y controlar la periodontitis antes de la colocación del implante, ya que esto minimiza el riesgo de pérdida de hueso circundante. Las personas que habían recibido tratamiento periodontal y siguieron un programa de mantenimiento tuvieron menos complicaciones con los implantes.

No es necesario cuidarlos

Es necesaria una higiene bucal adecuada y visitas periódicas para el control y mantenimiento periodontal y de implantes. Durante estas visitas, el especialista controlará factores de riesgo como el consumo de tabaco, determinadas enfermedades sistémicas y la periodontitis.

Los pacientes deben ser evaluados periódicamente para controlar el estado de los tejidos que rodean los implantes y comprobar su eficacia en la práctica de higiene bucal y para eliminar los depósitos bacterianos visibles e invisibles (ubicados debajo de las encías). .

Es importante comprobar periódicamente el estado de la prótesis, cómo está ajustada, si necesita reparaciones y si es fácil de limpiar.

Tasa de rechazo muy alta

Los implantes dentales suelen estar hechos de titanio quirúrgico, un material biocompatible absolutamente inerte que se integra con el hueso y es bien tolerado por los tejidos blandos. No es un material nuevo, ya que se utiliza desde hace décadas en diferentes especialidades médicas en forma de válvulas cardíacas, placas, tornillos y prótesis postraumáticas.

El titanio no ha mostrado ninguna respuesta tóxica o irritante al tejido vivo. Hasta el momento, no se ha encontrado ningún paciente que rechace biológicamente el implante, aunque la osteointegración (el proceso mediante el cual el implante se fija al hueso) puede fallar.

Estos fracasos tempranos son generalmente raros y generalmente están relacionados con infecciones, malas condiciones biológicas en el campo quirúrgico y/o implantes sobrecargados o insuficientemente estresados.

Además, el fracaso de un implante no está «condenado» a la vida del paciente sin implante: una vez retirado, y pasado el periodo de cicatrización del tejido, se puede colocar otro implante que se osteointegrará con éxito.

La colocación de implantes es un proceso muy doloroso.

Los implantes se pueden colocar mediante un breve procedimiento ambulatorio con anestesia local y la recuperación suele ser rápida. El postoperatorio no es especialmente doloroso ni molesto.

Pero cada caso es diferente, por lo que los profesionales determinarán la mejor pauta farmacológica para el confort del paciente en los primeros días tras la intervención.

No tengo edad suficiente para tener implantes dentales.

La función masticatoria óptima es muy importante a cualquier edad, y los implantes dentales son una buena opción para reemplazar los dientes perdidos. La vejez no es una condición ni un obstáculo para la colocación de implantes. La única limitación es el estado de salud del paciente, por ello, es muy importante realizar una buena historia clínica.

Por otro lado, existe una edad mínima para indicaciones de tratamiento con implantes: 18-21 años, se estima que el período de crecimiento esquelético ha finalizado, por lo que se recomienda posponer dichas opciones de tratamiento hasta que se complete el crecimiento, por lo que Es muy importante evaluarlo individualmente.

WhatsApp chat